Aun quedaba algo de tu humedad en la caravana.

Me llevaron los pies hasta ella, como un autómata sabiendo perfectamente a donde iba, pero con la mente en blanco como sin querer saberlo, como esperando una sorpresa imposible. Seguía allí, varada en el claro a unos metros del desvío. Abandonada entre el canto de las cigarras y el olor a resina caliente. Apartando la maleza me asomé a la ventana de atrás, estaba todo roto pero quedaba alguna ropa tuya por el suelo, nuestro colchón con el relleno medio por fuera, como si algún animal lo hubiese desgarrado, la cocina que nunca usamos y poca cosa mas. Tambien quedaba algo de tu humedad en la caravana y en mi recuerdo. Atardeceres de viento erizando la piel. Noches susurros de aliento y la lu

El puente de Mühlberg

Los puentes, se utilizan como símbolo de concordia, de unir orillas o de unir opuestos. Pero también son lugares desde donde saltar y acabar con todo. Lugares de punto final. Cada día cruzo este puente de la calle Mühlberg. Fue construido en 1991 y permite salvar el socavón que dejaron las antiguas canteras de Can Baró. Desde ese puente saltó al vacío un chaval joven hace unos años. Una pequeña placa y las flores que le dejan sus amigos de vez en cuando lo recuerdan.

Share / Comparte
Search By Date
Search By Tags
Recent Posts

Las imagenes y textos de este blog

son originales del autor.
En los casos que no fuese así se citará expresamente el origen de la fuente.

No se permite su uso con fines comerciales.
 

Si estas interesada o interesado en alguna fotografía o en comentarme alguna cosa no dudes utilizar el botón Contact del menu. Gracias.