Paisajes de la revuelta. Mapeando barricadas

1/5

En ocasiones, la huella, el rastro que deja un suceso, la mancha en la memoria, toma una presencia sólida, matérica.

Esta serie de fotografías están disparadas sobre los restos de de las revueltas en Barcelona, en protesta por la sentencia en el juicio a los presos políticos catalanes.

 

La barricada, es de alguna manera una frontera momentánea, un obstáculo que imposibilita la libre circulación. Marca un territorio de protección para los que están a un lado y una fortaleza a conquistar para los que están al otro.

 

El fuego que ardió sobre una barricada derrite en parte el asfalto que tiene debajo, quedando una herida sobre la calle que marca el lugar donde se produjeron los enfrentamientos.

Esos restos, configuran extraños paisajes volcánicos, teñidos con el color del plástico al mezclarse con el asfalto derretido y los materiales que la formaron.
Pero no son solo eso, también son sentimiento, vivencias compartidas, resistencia, violencia, insumisión y con el tiempo recuerdo y cicatriz en el imaginario colectivo de mucha gente.

Se han recogido y geolocalizado y clasificado restos de las barricadas de alrededores de la plaça de Urquinaona.

 

La composición de casi todos los trozos es plástico derretido, mezclado con asfalto y en menor medida, restos orgánicos, pequeños trozos metálicos, cable e impurezas sin identificar.

Situación de los puntos de recogida de muestras y posición de las barricadas.

Macro-fotografías geolocalizadas de los fragmentos de barricadas recogidos