Momentos en los que el sol se hace líquido y el mar es luz.