Fotografiar por el gusto de ver como ha salido la foto

December 26, 2017

 

Siempre hay alguna intencionalidad tras una imagen. Normalmente por el propio ejercicio de la profesión  pensamos mucho las cosas antes de traer al mundo una nueva pieza. Si no hay nada que decir es mejor permanecer en silencio. Ese control sobre la producción es muy necesario aunque solo sea por no contaminar más el entorno visual, por ecología. Pero también para no perderse. Está muy bien dejarse llevar y desvariar de vez en cuando, porque romper rutinas descubre en ocasiones nuevos caminos. Pero también hay que dosificarlo, porque si no uno se puede sorprender perdido en medio de un paisaje sin sentido, sin rumbo. Algo parecido a cuando sientes una profunda soledad rodeado de gente. 
Hoy me apetecia fotografiar por el simple hecho de hacerlo, por buscar la belleza en el rocío, por puro disfrute. Fotografiar porque si, como diría mi amigo Jesús Llaría, fotografiar por el gusto de ver como ha salido la foto.

 

Please reload