Deambulando por las tripas de la Central Bus Station

April 7, 2017

 

La Central Bus Station de Tel Aviv, daría para escribir varios libros.
Está situada en la zona sur de la ciudad, esquina con la calle Levinsky y pegada al bullicioso barrio de refugiados africanos; sobre todo eritreos, etíopes y sudaneses.

 

 La CBS es un mamotreto que nunca llego a funcionar como se esperaba. Es una de tantas historias de sueños megalómanos y despropósitos arquitectónicos que salpican medio mundo. Monumentos al delirio de grandeza de gobernantes e inversores.

La construcción de la estación comenzó en el 67 pero las obras quedaron paradas hasta el 93. Tiene 230.000 m2 construidos y es un auténtico laberinto de pasillos oscuros, escaleras y plantas vacías. Solo los filipinos le dan un poco de vida con su mercado en la planta principal.
Locales cerrados a uno y otro lado, cines abandonados, algún taller de artista y unos pocos espacios ocupados con las más extrañas actividades.

 

Gracias a una buena amiga de allí que conoce bien el lugar,  conseguimos recorrer las tripas del gigante y entrar en esos sitios donde no se debe entrar, pero que son en los que más apetece colarse.

 En las fotos de abajo podéis ver los sótanos de la estación.
Se trata de un gigantesco refugio nuclear para 15.000 personas. El refugio esta semiabandonado, es enorme, desolador.

En caso de guerra uno no sabe si preferiría estar fuera o verse encerrado en esa ratonera inmensa durante días o meses. Solo pensarlo da claustrofobia.
 

 

 

Please reload