Cuando cae la noche es cuando mejor se ve la energía de una ciudad