Tras el aguacero

Tras el aguacero,

baja el agua por la calle Calderón

y van corriendo los arboles,

como torrentes despeinados.